Grupo Arento y los consumidores: del campo a casa todos los días

Aceite

Aceite oliva virgen extra de Grupo Arento. Olivos centenarios y extracción en frío.

Aceite Arento: un aceite único de una tierra y unos olivos únicos

En Grupo Arento cuidamos y controlamos todo el proceso de elaboración del excepcional aceite de nuestras cooperativas, desde el olivo hasta que se envasa y llega al consumidor final. La recolección es una de las labores de mayor trascendencia en el cultivo del olivo por la repercusión posterior sobre la calidad y la cantidad de la cosecha del año y sobre la producción de los años siguientes. En Grupo Arento esperamos al momento ideal de la recolección que suele coincidir con la máxima proporción de aceitunas en envero.

Recolección, extracción y trazabilidad con todo el sabor de la tradición

En nuestros olivares predominan las variedades de más calidad en Aragón, la aceituna Arbequina y la Empeltre, ambas cultivadas en la zona del valle del Ebro y la Arbequina además en el Bajo Aragón. Son dos aceitunas de una gran calidad y cualidades organolépticas que nuestros agricultores cuidan con mimo y esmero. La Arbequina proporciona un aceite muy agradable en boca, dulce y suave, y con un aroma a manzana y a almendra fresca. La Empeltre consigue un aceite con un gran aroma de fruta, muy agradable en boca, dulce y suave. Variedades que garantizan un fruto de muy alta calidad.

Cada agricultor del Grupo Arento selecciona para cada olivar el método más adecuado para su recolección, utilizando la recolección tradicional mayoritariamente que consiste en el ordeño, vareo, vibración y recogida del suelo. Todas las fases aplicadas con el máximo rigor de calidad para trasladar el fruto en las mejores condiciones para la extracción óptima de su aceite.

Los frutos ya en las almazaras se seleccionan y clasifican por categorías en función de la variedad, de su olivar de Grupo Arento, árbol o suelo, y se eliminan aquellos que no estén sanos o presenten alguna irregularidad. Se lava el fruto para eliminar las últimas impurezas y se pasa a la tolva donde se molturará inmediatamente para evitar los procesos fermentativos y obtener así un aceite de máxima calidad. La extracción se realiza sin procesos mecánicos y en frío obteniendo una pasta de aceite que por una centrifugadora se separa el aceite del resto, obteniendo, por un lado, la salida del alperujo y por otra, el aceite, hasta conseguir eliminar la humedad sobrante.

Seguidamente se pasan los aceites a los depósitos decantadores, para que, ayudados por la gravedad y las diferentes densidades del aceite y los líquidos de origen vegetal y agua, se depositen en el fondo cónico y puedan ser extraídos, mediante purga o drenaje, dejando en la parte superior solamente el aceite. El almacenamiento se realiza en depósitos protegidos de la luz, el oxígeno del aire y los cambios de temperatura para que se consiga la máxima conservación del aceite.

Finalmente se procede al envasado que se realiza en las mejores condiciones posibles para garantizar su óptimo consumo. Previamente se procede a un último filtrado para eliminar las restantes partículas en suspensión y dejar un color de oro líquido al aceite de los olivares de Grupo Arento. Un aceite de máxima calidad, recolectado y producido a pocos kilómetros de nuestros olivares de Aragón, con plena trazabilidad y garantía para poder ofrecer a todos los consumidores un aceite de consumo con una calidad premium ideal para consumir con cualquier producto o para catar en solitario.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR