Grupo Arento: Actualidad

Arento Grupo Cooperativo culmina con éxito su reestructuración financiera

Arento Grupo Cooperativo Agroalimentario de Aragon

Arento ha logrado un importante acuerdo de reestructuración de su deuda con la banca.

El acuerdo ha contado con el apoyo mayoritario de las entidades financieras con unas condiciones que garantizan la estabilidad financiera del Grupo Cooperativo. Se ha logrado tras más de 6 meses de negociación y no ha precisado finalmente del aval del Gobierno de Aragón. Se ha conseguido un importante hito en el proceso de renovación.

El importe total de la operación es de 69 millones de euros incluyendo líneas de circulante.

Haciendo un poco de historia, todo empezó en diciembre de 2017 con un proceso de renovación con cambios tanto en la Presidencia como en la Dirección del grupo, donde se aprobó una ampliación de capital de 4 millones de euros y se elaboró un plan de viabilidad para garantizar nuestro futuro a largo plazo. La implantación de las medidas contenidas en el plan de viabilidad han supuesto la venta de algunos activos no esenciales, como la participación en las empresas ARS ALENDI y ZUFRISA y algunos silos que eran propiedad del grupo.

Del mismo modo se ha implantado un plan de reducción de costes que ha supuesto para el grupo un ahorro cuantificado ya en 1,2 millones anuales. Uno de los principales objetivos del plan de viabilidad era la reestructuración de la deuda, por lo que la formalización del acuerdo supone un hito importantísimo para Arento.

Este hito ha sido conseguido gracias al trabajo y compromiso del Consejo Rector, la nueva dirección y Deloitte, asesor del grupo en la reestructuración financiera.

Una vez cerrado el proceso de reestructuración financiera, Arento apuesta en esta nueva etapa por la profesionalización de la cooperativa y de las empresas del grupo.

No podemos olvidar que Arento junto con sus socios, integran una parte importante de la cadena de valor alimentaria y ofrecen a sus clientes productos de calidad con trazabilidad desde el campo aragonés, por lo que juntos impulsamos un modelo de desarrollo sostenible, basado en la responsabilidad social, en los valores cooperativos y en las buenas prácticas medioambientales.

Y tampoco olvidar las buenas cifras del Grupo que ha seguido trabajando a pesar de las dificultades lo que ha permitido facturar casi 180 millones de euros en 2017, tener como principales líneas de negocio la venta de carburantes y fertilizantes, el trading de cereal, la industria cárnica y la fabricación de sémola y harina. En el pasado ejercicio se han gestionado 300.000 toneladas de cereal, 92 millones de litros de carburantes, 80.000 toneladas de sémola y 200.000 cabezas de porcino sin olvidar la importante relevancia que tiene en la economía rural aragonesa.